Soy Armando Sánchez, tengo 40 años. Soy hijo de una paranaense y un cordobés, el segundo de nueve hermanos, o mejor dicho el del medio de catorce porque tengo cinco hermanos mayores por parte de mi padre.

Vivo en Paraná desde 1989, termine la escuela primaria en la Escuela Filiberto Reula y la secundaria la termine en la Escuela Centenario. Trabajo desde muy chico, arranque a los 14 años en una verdulería del barrio, luego de canillita y después de mas grande en una fábrica de toldos. Termine la secundaria y estudie marketing, luego diseño grafico, siempre con mucha dificultad ya que tuve que ser sostén de mi familia. Si bien no pude concluir estas carreras me sirvieron mucho para mi vida profesional después cuando me dedique a la prensa y la televisión.

Actualmente trabajo medio día en el archivo de la Legislatura y además tengo un comercio de confección de toldos y lonas con mi hermano, un oficio que aprendimos juntos y hoy nos permitió desarrollar nuestro propio emprendimiento.

LA VOCACIÓN POR LA POLÍTICA

De chico y las circunstancias en mi vida me llevaron a aprender a mirar al otro, a ponerme en el lugar del otro, a salir de mi mismo y ver qué podía hacer por los demás. Ése fue el gen que me movilizo a trabajar en política.

Otro motor fue la indignación de ver el potencial que tiene la ciudad, la provincia, el país y las cosas que no suceden. Movilizados por eso y transformando esa inquietud en acción, en 2011 cuando arrancamos con Políticas para la República, el partido municipal que presido.

En 2019 nos presentamos a elecciones municipales, y obtuvimos dos bancas en el Honorable Concejo Deliberante, un hecho nunca realizado antes por una fuerza política que no provenga de los partidos tradicionales. Esas dos bancas las ocupan Anabel Beccaría y Emiliano Murador, conformando el bloque Paraná Futura.

Con ellos representándonos de la mejor manera en la capital entrerriana, yo me dedico hoy a liderar la expansión de PR en toda la provincia, convencidos que nuestro camino es el de darles a los entrerrianos un partido diferente y programátixco.

El vecinalismo

Cuando vinimos a Paraná fuimos a vivir a lo de mi abuela materna en el Barrio SOETAP. Una tarde volviendo de hacer unas compras hace unos años veía la placita un poco abandonada, y pensaba que pasa con la vecinal. Una vecina hizo un petitorio y logro algunas mejoras y eso me hizo el click, el punto era involucrarse.

Es así que en el 2012 con un grupo de vecinos decidimos ser los protagonistas y gestionar juntos la vecinal. Cada vez son más los vecinos que entienden que hay que meterse y participar, mas allá de las dificultades que se tiene en la relación con el municipio.

He participado también en diversas entidades de la sociedad civil como miembro y dirigente de grupos, entre ellos en grupos de iglesia en mi adolescencia y juventud. Aprendí de muchos, en estos espacios, el compromiso por el Bien Común y pude ayudar a realizar obras de bien para la comunidad. Pero me di cuenta que no alcanzaba con participar desde lo social, lo vecinal; eso quedaba corto y era la política partidaria la que resolvía los problemas de todos.

 

La música y el cine

Dos de mis grandes pasiones son la música y el cine. La música la tengo en la sangre mi abuela materna tocando el piano y mi viejo con su banda ensayando en el garage, son recuerdos de mi infancia. Me gusta mucho cantar y toco la guitarra, tuve varias bandas y ahora lo hago en familia junto a mis hermanas.

El cine me atrapo desde chico, en casa había un proyector de 35mm y en el patio hacíamos cine para los vecinos. Me gusta mucho redescubrir películas que pasan desapercibidas y los clásicos que muchas veces se ven poco. Mi director favorito es Christopher Nolan.

Accesibilidad