Buscan crear un marco legal para prevenir y acompañar casos de violencia doméstica

Violencia doméstica

La violencia intrafamiliar o doméstica constituye una grave problemática actual, por las implicaciones físicas, psicológicas, económicas o de otra índole que sufren tanto las víctimas directas como indirectas.

Según datos de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación, en 2019 se atendieron 16.449 casos de este tipo. Asimismo, según el Ministerio de Justicia, desde el comienzo del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio hasta el mes de septiembre, se registró un aumento del 23% en los casos de violencia intrafamiliar contra niños y niñas respecto al año anterior.

Generalmente, en este tipo de violencia, donde las mujeres y la niñez son el 94% de los casos, se abordan desde el Poder Judicial. Pero, entendiendo que en estos casos, la persona que sufre de violencia recurre primero a estamentos municipales, desde el Ejecutivo se pueden implementar medidas que acompañen y fortalezcan los procesos que se trabajan judicialmente y generen herramientas para actuar en los casos en que no se judicialice el caso. 

En este sentido, los Concejales Anabel Beccaría y Emiliano Murador, del Bloque Paraná Futura, presentaron un proyecto de ordenanza para establecer un marco preventivo y de acompañamiento para la atención de situaciones de violencia intrafamiliar y doméstica.

“Para esta ordenanza, tomamos como referencia, además de las leyes nacionales y provinciales vigentes, la experiencia realizada en la Provincia de Córdoba con la implementación del Polo Integral de la Mujer en Situación de Violencia”, comentó Beccaría

El proyecto de ordenanza busca establecer un marco preventivo, asistencial y de acompañamiento para la atención de las situaciones de violencia que se suceden en la ciudad; y crear  mecanismos y herramientas institucionales para la prevención de situaciones de violencia, de asistencia a las víctimas directas e indirectas; y de acompañamiento y seguimiento de los casos. 

“Los ejes que plantea la ordenanza son la prevención, capacitación, educación, concientización y la reinserción. Porque, creemos que, para erradicar la violencia, debemos necesariamente desnaturalizar ciertas cuestiones. A su vez, nos parece central el trabajo en red con el resto de organismos del Estado provincial y nacional, del Poder Judicial, organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos en general. Y que todo este trabajo se realice desde una perspectiva multidisciplinar e integral”, concluyó la edil.

Se puede acceder al texto del proyecto aquí