Datos Espaciales para un mejor ejercicio ciudadano

Datos espaciales

A comienzos de Julio, irrumpió en la agenda ciudadana una polémica debido a la publicación de venta de unos terrenos delimitados por calles Alberti, Gregoria Matorras y de la Torre y Vera, próximos al Parque Urquiza. Si bien el hecho en cuestión necesitará de su análisis particular, desde el Bloque Paraná Futura señalaron que la suscitada polémica pone al descubierto la falta de instrumentos con los que cuenta la ciudadanía para conocer mejor ciertas realidades urbanas y poder establecer debates ciudadanos responsables a la hora de ejercer sus derechos y cumplir sus obligaciones.

El equipo del Bloque se encuentra trabajando en este sentido en un proyecto de ordenanza que buscará crear una Infraestructura de Datos Espaciales Abiertos en el ámbito de la Municipalidad de Paraná. Una Infraestructura de Datos espaciales es un conjunto de tecnologías que dan accesibilidad a distinto tipo de información geoespacial para su uso por parte de los distintos estamentos del Estado, instituciones, ONGs y ciudadanos en general.

¿Por qué Datos Espaciales?

“Más allá de los temas de agenda, de la urgencia, que siempre necesita la atención de parte de nosotros, Concejales, en virtud de que somos representación del pueblo, también siempre vimos nuestra tarea legislativa como una manera de pensar y proponer cuestiones que vayan más allá de la coyuntura. Nos gusta como equipo pensar en soluciones que trasciendan y que se constituyan como políticas de Estado sin importar quien ejerza el Poder Ejecutivo”, sostuvo Emiliano Murador, presidente de la bancada.

El problema suscitado concretamente puso en cuestión que la ciudadanía no puede conocer fácilmente cuáles son los bienes inmuebles y su condición, si su dominio es privado o público, si es público a que nivel del Estado pertenece, cuales son terrenos fiscales, entre otras cosas. Todas estas cuestiones pueden georeferenciarse en un mapa y ser accesibles a la ciudadanía. Al respecto Anabel Beccaría sostuvo, “Queremos dotar de instrumentos de fácil y público acceso para que el ciudadano pueda conocer múltiples variables con respecto a la tierra, los servicios públicos, parcelas catastrales, loteos. Esto es por mencionar algunos, todo lo que pueda ser referenciado en un mapa puede formar parte de esta base de datos, muchos de estos hoy están duplicados, superpuestos entre reparticiones y producidos en diferentes formatos que no pueden dialogar entre sí. Estandarizar, unificar y generar nueva información va a ser el objetivo del proyecto”

Los beneficios para el vecino

Para pensar cómo beneficia esto en la vida diaria al ciudadano se pueden señalar algunos ejemplos. Cuando una familia quiere comprar un lote para construir su casa, puede consultar en esta base de datos espaciales si el loteo está aprobado, y si ese lote se ofrece “con todos los servicios”, comprobar en otra capa del mapa si efectivamente el lote cuenta con los servicios mencionados. Muchas veces un loteo tiene cloacas en el amanzanamiento, pero todavía falta el colector general que lo conecta a la red. Por medio de información suministrada por el distribuidor de energía, se podría saber si un sector cuenta con la provisión adecuada para lo que se busca utilizar el terreno. De igual modo conocer qué tipos de usos de suelo admite ese sector, entonces si una empresa decide comprar una propiedad, puede saber qué actividades puede desarrollar allí y qué actividades no puede realizar en dicho sector. En definitiva, hacer más accesible al vecino o al inversor el Código Urbano que regula la actividad urbanística en la ciudad.

Respecto al funcionamiento del Estado, este sistema se propone en relación a otras bases de datos espaciales como lo son a nivel provincial IDEER y a nivel nacional IDERA. Esto permite no duplicar esfuerzos, eficientizar el trabajo y agilizar procesos por medio de compartir información y acceder a la generada por otros.

Trabajo legislativo de cara a dilucidar el problema

El Frente Creer llevó in-voce un proyecto para analizar el problema que surgió respecto a los mencionados terrenos. La modalidad in-voce son proyectos que se presentan de manera verbal, en ocasiones como esta, respondiendo a la novedad de un tema que no se llegó a incorporar al cierre de los temas a tratar en sesión. El mencionado proyecto propone tres caminos: dilucidar la titularidad y dominio del terreno y de toda el área en su conjunto; la suspensión por un plazo mínimo de 180 días de todo trámite administrativo relacionado con la explotación del espacio en cuestión; y la conformación de una comisión evaluadora. 

“Como Bloque, acompañamos el pase a comisión de este proyecto para que se pueda en el trabajo en comisión unificar estrategias para dar luz en cuanto al problema particular. También como concejales queremos tener información verdadera y certera para emitir el juicio correcto y encontrar las soluciones”, sostuvo Anabel Beccaria.

Los ediles que representan a Políticas para la República, calificaron que la comisión evaluadora será de gran utilidad, ya que allí distintos actores podrán ser convocados y aportar sus miradas al debate. En ese sentido, Murador señaló que “a la hora de evaluar y conocer el recorrido histórico, legal y teórico, será muy bueno contar con la palabra de funcionarios actuales que también ocupaban similares cargos en diferentes estamentos del Estado durante las gestiones que han pasado y puedan aportar al debate.”