Planificar en tiempos de pandemia

planificación participativa

A comienzos del mes de marzo el Bloque Paraná Futura y miembros del partido Políticas para la República comenzaron con una ronda de reuniones de trabajo con Comisiones Vecinales de la ciudad. En ellas, se aborda a través de una técnica de planeamiento participativo diversos aspectos de la movilidad urbana en los barrios. A través de estos encuentros, se buscaba debatir y afinar ciertos puntos para pensar un nuevo plan para la movilidad urbana en la ciudad. 

La situación excepcional que planteó la pandemia de Covid-19 y la instauración del aislamiento social obligatorio, significó en un primer momento una pausa a las actividades. El aislamiento se fue prolongando y en ese paso del tiempo masivamente la ciudadanía se apropió de diferentes tecnologías que permitieron repensar y plantear nuevas formas de seguir planificando junto con los vecinos.

El encuentro con el vecino

Durante los primeros meses del año se había trazado desde Paraná Futura una ambiciosa planificación para ir encontrándose presencialmente con las vecinales que hay en la ciudad, sin embargo las reglas de juego cambiaron y solo se pudieron realizar encuentros con la vecinales Padre Kentenich y Barrio Mercantil. Con la primera el encuentro fue en las oficinas partidarias y la segunda se desarrolló en el mismo barrio. Ambas con amplia participación de los vecinos que fueron aportando desde su experiencia cotidiana, lo que significa moverse en el barrio y en la ciudad. Desde el Bloque Paraná Futura señalaron que la importancia de planificar con los vecinos radica en que, quien usa asiduamente el transporte público, conoce los lugares más seguros e inseguros del barrio, lugares donde muchas veces se disponen las garitas o paradas de colectivo. También, los vecinos apuntan las deficiencias que el sistema de transporte posee al atravesar calles no preparadas para que transiten colectivos. 

La falta de contacto directo con el vecino hace que muchas veces, cuando se planifica desde el Estado, se desestime algo fundamental, la experiencia del usuario. Todos estos aportes, simples pero a la vez importantes, repercuten en problemas futuros, cuando no son tenidos en cuenta. 

Los concejales de Paraná Futura en Barrio Mercantil, previo al aislamiento social
Los concejales de Paraná Futura en Barrio Mercantil, previo al aislamiento social

Seguir planificando en tiempo de aislamiento

Un desafío significó repensar aquellas actividades que se habían planeado para lo presencial y traducirlas a la  virtualidad. La actividad que antes se realizaba trabajando sobre un plano en papel, pasó a realizarse a través del streaming del plano y las intervenciones de los vecinos a través de videoconferencia. 

Luego del rediseño de la instancia de participación colectiva, hace varias semanas retomaron virtualmente las reuniones y ya vienen participando ocho vecinales, con experiencias más que positivas y donde los vecinos resaltan el trabajo realizado. “Me pareció muy interesante la metodología, las ideas que nos presentaron son muy buenas y que los concejales quieran conocer las problemáticas del barrio me parece genial, nos sentimos muy agradecidos de que nos tengan en cuenta”, expresó Carmen Fiorotto, Vicepresidente de la vecinal 3 de Febrero.

Reunión de planificación participativa online
Reunión de planificación participativa online

La incorporación de tecnología para poder generar este tipo de reuniones resultó ser un factor altamente positivo. A través de una plataforma sencilla de usar, desde un celular o computadora, vecinos de diversas edades han ido participando de las diferentes reuniones. 

“Creo que hasta que uno se acostumbra a trabajar virtualmente le tiene un poco de miedo, pero en el intercambio uno expone lo que piensa y aprende también. Escuchando al otro, aportando diferentes ideas, creo que vamos generando cosas mejores” sostuvo Marisol, de la comunidad vecinal Padre Kolbe. 

Durante los encuentros, se trabajan diferentes propuestas que desde el Bloque Paraná Futura los concejales Beccaria y Murador en conjunto con los equipos técnicos de Políticas para la República, han venido desarrollando en torno a la movilidad urbana. Los vecinos evalúan, según su criterio y experiencia, los diferentes temas, con el fin de mejorar el resultado final de las propuestas. “Es de resaltar el diálogo que se generó, no fue que nos quedamos escuchando lo que los concejales tenían para decir, sino que discutimos entre todos sobre temas concretos a través de nuestra experiencia personal y comunal, uno se siente realmente escuchado”, expresó en este sentido Javier Retamal, Vicepresidente de la vecinal Antonini

La importancia de planificar participativamente

Los problemas con la movilidad urbana, principalmente el transporte público de pasajeros, son de larga data en Paraná y durante los últimos meses se han agudizado. A pesar de los intentos de las diferentes gestiones, no se ha abordado el problema desde la raíz para buscar una solución integral. 

“Desde hace varios años, venimos estudiando y trabajando sobre la movilidad en la ciudad. Durante la campaña, el año pasado, expusimos nuestro programa de gobierno y en él había una serie de proyectos sobre la temática. Desde que supimos que íbamos a tener nuestras bancas en el Concejo Deliberante, nos abocamos a trabajar con más fuerza para plasmar concretamente lo que habíamos proyectado”, sostuvo Emiliano Murador, Presidente del Bloque Paraná Futura. “Hemos estudiado la ciudad, sus problemas y potencialidades. También investigamos sobre otras ciudades con problemas similares y cómo lo han resuelto. Todo ese bagaje teórico nos sirvió para delinear los alcances del proyecto de movilidad, proponer soluciones concretas centradas en el vecino que vive y usa la ciudad”.

Los concejales Beccaría y Murador durante una reunión de planificación participativa online

A toda la teoría, se suma la experiencia del usuario. “Mientras investigamos, nos dimos cuenta que las ciudades que mayor éxito habían tenido en dar solución al problema de la movilidad urbana fueron aquellas que incorporaron a la ciudadanía en general en proceso de planeamiento, esto es, el planeamiento participativo”, explicó Anabel Beccaría, que junto a Murador, integran el Bloque Paraná Futura. “Es así que en estas reuniones, nosotros le planteamos a los vecinos una propuesta que tiene una lógica, una teoría, y ellos la enriquecen con sus vivencias personales, su experiencia al usar el transporte público, al caminar por el barrio y la ciudad. Los mismos vecinos se muestran más que interesados en aportar sus ideas”, concluyó.

Lo que dejará la pandemia

Con más fuerza, se empieza a sostener que el mundo no será el mismo luego de esta pandemia. Se deberá comenzar a repensar muchos sistemas, entre ellos, las ciudades.El distanciamiento social significó volver a pensar cómo nos movemos en la ciudad, volver a desplazarse caminando mucho más que antes, utilizar la bicicleta o pensar de que nuevas soluciones dotar el transporte público para cuidar a las personas.

No se puede volver atrás en el camino de moverse en las ciudades de manera sustentable, tanto económica como ambientalmente, seguir apostando al transporte público será crucial, pero se necesita repensar un transporte. Nuestra ciudad -y muchas en el mundo- demostraron tener una infraestructura deficiente para los peatones. La caminabilidad de las ciudades entró nuevamente en escena, para señalar la falta de veredas acordes, cruces de calles peligrosos, cuadras mal iluminadas, pozos por doquier. Todos esos obstáculos, son los que los vecinos intentan sortear a diario y parecen molestar a los que planifican y no escuchan y atienden las necesidades del vecino.