PLANTA DE VALORIZACIÓN DE RSU

La ciudad de Paraná cuenta actualmente con una planta de separación de RSU que está funcionando de manera irregular, debido a falta de políticas municipales en cuanto a la separación en origen y el tratamiento de los RSU. Además, se le debe sumar a que la planta se encuentra enclavada en una de las zonas más marginadas de la ciudad, el Volcadero. Allí, muchos vecinos sufren la problemática de la basura, y muchos subsisten gracias a la recolección informal de los residuos. Crear esta planta de valorización, de la mano de el saneamiento ambiental del Volcadero y de soluciones habitacionales y urbanísticas para el vecino, generará empleo privado y sustentable para los vecinos, logrando las oportunidades para el desarrollo de toda la zona.

 

La propuesta se basa en la refuncionalización de la planta, en una primera etapa, con los equipamientos existentes, para pasar luego a la ampliación de la misma con la incorporación de sistemas de reciclado y agregado de valor.

En una segunda etapa, se planea la construcción de un edificio común de carácter icónico para albergar éstas nuevas fábricas, la construcción de un relleno sanitario funcional y el consecuente saneamiento definitivo del Volcadero, para finalizar en una tercer etapa a largo plazo con la construcción en la zona donde se radicó el relleno sanitario de un polo de valorización de residuos de carácter metropolitano, que incorpore tecnologías de termovalorización y deposición final controlada.

Crédito imagen: Municipalidad de Paraná

DATOS TÉCNICOS

PRIMER ETAPA

Obra de saneamiento y parquización de arroyo “Las Viejas”

Superficie total (arroyo y terrenos aledaños a parquizar): 48000m2 aproximadamente

SEGUNDA ETAPA

Urbanización de terrenos.
Superficies destinadas a edificios privados: 32000m2

Superficies destinadas a veredas públicas:12000m2

Superficies destinadas a calles de ingreso al predio (colectora) y circulación: 16500m2

Superficie destinada a complejo de vivienda colectiva: 8000m2, 150 viviendas aproximadamente.

UBICACIÓN

Accesibilidad